Toma la vida en tus propias manos

Toma la vida en tus propias manos, y ¿qué sucede entonces? Una cosa terrible que no tienes a nadie a quien poder echarle la culpa. Erika Jong

¿Cuántas veces en la vida diaria nos olvidamos de responsabilizarnos de nuestros actos?  Si no nos reconocemos responsables de nuestra propia vida, difícilmente podemos cambiarla. Entonces, nos sentimos a la deriva. Así que vamos todos a tomar el timón de nuestros barquitos y veamos si así logramos mejorar no sólo “el tráfico marítimo” sino incluso y por qué ¿no? el estado de nuestros mares.
La palabra responsabilidad proviene del término latino responsum (ser capaz de responder, corresponder con otro). La responsabilidad es el cumplimiento de las obligaciones o cuidado al hacer o decidir algo, o bien una forma de responder que implica el conocimiento de que los resultados recaen sobre uno mismo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *