Eudald Carbonell, la uniformización es un peligro evolutivo

Eudald Carbonell (Ribes de Freser, Gerona, 1953) es uno de los arqueólogos y paleontólogos más prestigiosos de España. Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1997 y director general durante muchos años de la Fundación Atapuerca ha publicado numerosos libros y ensayos sobre la evolución social y ahora, en plena crisis sanitaria, pide al ser humano que sea capaz de tomar las riendas de su destino. De eso habla su libro, Elogio del futuro.

Los que trabajamos en evolución sabemos que el colapso está próximo si no se toman decisiones importantes y se cambia el rumbo de la especie en el planeta. Hablo de una estrategia de futuro, no de lo que pasará en el 2022 o en el 2023. Lo que me importa es qué tenemos que hacer ahora con esta advertencia para que el mundo funcione de otra manera. En mi opinión como evolucionista, hay que parar en seco la globalización. es decir, parar en seco la uniformización.

Eudald Carbonell

La uniformización es un peligro evolutivo y tenemos que ir hacia la planetización, que consiste en mantener la diversidad y en el futuro, cuando seamos más listos y más inteligentes, integrar esta diversidad. Debemos mantener la memoria del sistema. Porque si no mantenemos las conductas, las culturas, las lenguas y el conocimiento del sistema y tomamos una sola dirección y rompemos con la diversidad, nos vamos a estrellar porque no habrá ninguna memoria que pueda corregir nada. No estamos preparados aún para uniformizar el planeta, además uniformizar no es la peor idea que puede tener la especie.

Cuando haces desaparecer la diversidad de un sistema, desde el punto de vista de la paleontología humana, el sistema corre peligro. Porque no hay alternativas. Es decir, hace 40.000 años había cinco especies de humanos en el planeta. Esta muestra de diversidad permitía, en el caso de un ataque de pandemia o de cambio climático, que hubiera gente adaptada a todo tipo de sistemas, con lo cual si un sistema fracasaba en África, había otro en otro sitio. Ahora que todo es uniforme los sistemas fracasan y colapsan todos juntos.

La extinción del ser humano está cerca si no tomamos una dirección en la cual la especie dirija su propio proceso evolutivo. Yo le llamo evolución responsable y proceso consciente. Se trata de que la tecnología y la biotecnología sean socializadas, que la energía se redistribuya en el planeta, que la especie sepa hacia dónde vamos, cuántos queremos ser en el planeta, dónde queremos llegar, si queremos salir del planeta… Cambiar hacia una conciencia crítica de la especie y hacia una consciencia que cósmica, superior.

La anterior pandemia fue hace cien años y parece que no hayamos aprendido nada… no aprendemos de lo que hacemos mal o aprendemos poco. Esto se debe probablemente a nuestra forma animal de sobrevivir y no una conducta social y cultural avanzada como correspondería a una especie sapiens. Si la pandemia se soluciona habrá en el mundo centenares de miles de muertos, es una catástrofe muy importante. No es de la dimensión de la mal denominada gripe española pero si después continúa la economía más o menos bien, dentro de un año o dos, nadie de acordará de esto.

El gran problema que tenemos: la falta de la conciencia crítica de especie y la falta de memoria del sistema. Si no se hace nada, la próxima pandemia vendrá y provocará un colapso de la especie. De ahí, mis declaraciones de que este es el último aviso. En el sentido de que se puede tomar conciencia y cartas en el asunto y ponerse por delante y no esperar a amenazar otra vez nuestra historia. Se ve que este sistema no funciona. Por tanto, o ahora mismo cogemos las riendas de nuestra evolución o la evolución seguirá como siempre, nos moriremos decenas de millones de personas, pero la evolución continuará.¿Dónde nos hemos equivocado?, ¿por qué no se ha redistribuido la energía?, ¿por qué tenemos líderes y esto es lo peor que hay?, porque viene de la evolución animal como los lobos y es un sistema anacrónico, y encima los líderes que tenemos, en general, son los más ignorantes y lo menos preparados. Esto cuesta mucho de entender, porque en un grupo de mamíferos como los elefantes, se selecciona a la hembra que tiene más memoria, nadie selecciona a un ignorante para que nos dirija. Hablo en general, no hablo concretamente de nuestro país.

No pienso en la extinción como un escenario posible a corto plazo, pero si se encadenan crisis y el sistema no soluciona lo que está pasando, sí que tendremos problemas. Sabemos que en la historia siempre ha ocurrido así. Hemos tomado un camino, en mi opinión como evolucionista, equivocado. Hemos de conseguir socializar la innovación tecnológica, que puede ayudar a adaptarnos. Debemos redistribuir la energía para evitar los desequilibrios, ser capaces de anticiparnos a los problemas, de intervenir en cuestiones fundamentales, no tan solo en la comunicación sino también en la investigación… Hay que cambiar de modo de pensar. Llevo diciéndolo 20 años, no yo sino mucha gente.

Tenemos que caminar hacia una sociedad en la que el conocimiento sirva para pensar y no al revés. No son mensajes negativos, son realistas. Yo soy positivo porque propongo cambios, transformaciones.

Esta entrada es una edición personal del artículo publicado en La Voz de Asturias, el dia 11 de abril del 2020 por la periodista Susana Acosta. A continuación os copio el enlace: https://www.lavozdeasturias.es/noticia/actualidad/2020/04/08/eudald-carbonell-proxima-pandemia-vendra-provocara-colapso-especie/00031586365427396461654.htm?fbclid=IwAR0cPXeepb6ro5p18vI5_YupYIm6bcy49dJj0Ih9ZbsMMgIlZ3RDwnuG6Ps

Quienes ya conocéis mi blog, sabéis que me gusta copiar artículos que llaman mi atención realizando alguna modificación de la redacción o añadiendo algún comentario u otra fuente de información. No lo hago por mis lectores, sino para no olvidarme de temas que me parecen importantes y anotarme autores, teorías u opiniones de las que me gustaría saber más en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *