Riesgos de la cosmética industrial

Gracias al poder que las grandes firmas cosméticas ejercen sobre los organismos reguladores, algunos productos que utilizamos con frecuencia contienen ingredientes tóxicos permitidos por considerarse “dosis seguras”.
Curiosamente, no hay ningún estudio que nos garantice que la suma de todas esas dosis “seguras” de productos tóxicos a las que nos exponemos cada día, no causan ningún trastorno en el organismo humano.
Son muchos los estudios y las voces de profesionales que denuncian el impacto en nuestra salud de ingredientes tóxicos de la cosmética industrial.

Parabenos: compuestos químicos con propiedades bactericidas y fungicidas utilizados para alargar la vida del producto e impedir que sea atacado por bacterias y microorganismos
Numerosos productos que utilizamos cada día contienen hasta 3 o 4 tipos de parabenos diferentes. Solo tienes que leer las etiquetas de los productos que tienes a tu alrededor para encontrar estos ingredientes tóxicos.
Los parabenos están catalogados por las autoridades sanitarias europeas como sustancias de baja toxicidad. La alarma sonó cuando un estudio realizado en Inglaterra en 2004 con mujeres afectadas de cáncer de mama, reveló la presencia de restos de parabenos en el 90% de las biopsias, resultantes de cremas, desodorantes y lociones aplicadas en la piel. Este estudio desató algunas controversias, ya que es difícil señalar como causante directo de un cáncer a un solo ingrediente tóxico. Sin embargo, el Doctor Phillip Harvey, editor del Journal of Applied Toxicology, aseguraba que estos compuestos están relacionados con el aumento de la incidencia del cáncer de mama y, sus efectos en la salud por su aplicación continuada y a largo plazo se desconocen.
Algunos de los parabenos más utilizados que aparecen en las etiquetas son:
o METHYLPARABEN o E-218
o ETHYLPARABEN o E-214
o PROPYLPARABEN o E-216
o BUTYLPARABEN o E-209

Parafina: un conjunto de hidrocarburos derivados del petróleo que resulta muy económico y que se utiliza para crear una capa impermeable en la piel para proporcionar aspecto de suavidad y tersura.
Ponerse parafina en la piel es como colocar un plástico. Al ser tan oclusiva, impide la respiración de la piel y tapona los poros impidiendo la expulsión de agentes contaminantes fuera de nuestro organismo. Cuanto más la usamos para hidratar la piel, más deshidratada se encuentra y más producto necesitamos. Además, nuestro organismo no puede metabolizarla.
Casi todas las cremas están hechas con parafina. La popular vaselina es parafina pura y también lo son las velas. Un estudio realizado por la Universidad de Carolina del Sur presentado en la American Chemical Society asegura que los gases que producidos al encender velas de parafina (la mayoría de las encontradas en los establecimientos) producen cáncer.
Con estos nombres podemos detectar la parafina y otros aceites minerales en las etiquetas:
o Parafina
o Paraffinum
o Paraffinum liquidum
o Petrolatum
o Petroleum
o Glicol Propileno
o Vaselina
o Aceite Mineral

Ftalatos: un grupo de compuestos químicos que se utilizan como disolventes y suavizantes. El parlamento europeo prohibió su uso en juguetes para niños susceptibles de ser introducidos en la boca, lo que nos da una buena pista sobre su salubridad.
El uso frecuente y regular de productos con ftalatos es peligroso para la salud. Son numerosos los estudios científicos de universidades de todo el mundo que los relacionan con cáncer, disfunción del sistema hormonal, daños en el ADN de reproducción masculina y malformaciones en el feto.
Como conclusión, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS), así como numerosas organizaciones internacionales, han determinado que los Ftalatos son ingredientes tóxicos cancerígenos en los seres humanos. Algunos de sus nombres presentes en las etiquetas de la cosmética industrial son:
o Dietilexiloftalato o DEHP
o Butilbenziftalato o BBP
o Dibutilftalato o DBP
o Butildecilftalato o BDP
o Diunddecilftalato o DUP
o y un larguísimo etc…

Formaldehido: utilizado como conservante, entre otras cosas. Es un compuesto orgánico volátil presente en productos de limpieza del hogar, muebles, barnices y en la cosmética industrial. Se usa en geles, champús, dentífricos, maquillaje, esmaltes de uñas o desodorantes.
En 2004, la OMS lo declaró oficialmente “cancerígeno”. La ley dice que no se pueden utilizar ingredientes declarados carcinógenos en cosmética.
El formaldehido es un conservante tan económico, que las firmas utilizan otras sustancias que lo liberan, por ejemplo, el Quaternium 15. El Quaternium 15 es una sal de amonio cuaternario que produce reacciones alérgicas y dermatitis. Es una de las sustancias que Johnson & Johnson prometió retirar de sus productos infantiles por liberar formaldehido.
Algunos liberadores de Formaldehido son:
o Aldioxa
o Alcloxa
o Bronopol
o Bronosol
o Diazolidinyl Urea
o Imidazolidinyl Urea
o Polyoxymethylene Urea
o Imidazolidinyl-Urea
o 2-Bromo-2-Nitropropane-1
o 3-Diol, 5-Bromo-5-Nitro1
o 3-Dioxane
o Methenamine
o Sodium Hydroxymethylglycinate
o DMDM Hydantoin
o Quaternium-15
o Onyxide 500
o Dimethyl Oxazolidine
o y sustancias que con el prefijo MDM, DM,DMDM, DMHF o DEMD

Polietilenglicol (PEG): una mezcla de compuestos químicos que se utiliza como emulsionante. Según diferentes organismos y revistas de divulgación científica, su problema no es tanto su efecto nocivo directo (que todavía no ha sido probado pero está bajo sospecha), como el poder de penetración en la piel.
Su grado de peligrosidad depende del resto de ingredientes que compongan el producto, ya que al tener un gran poder de penetración, junto con los PEG, también entran otras sustancias tóxicas.
Uno de los PEG más empleados, el Sodium Laureth Sulfate (SLS), según el Colegio Americano de Toxicología se acumula en el corazón, el hígado, los riñones y el cerebro. Casi con toda seguridad, aparece en segundo lugar (es decir, es el segundo componente más abundante) en la lista de ingredientes de tu champú convencional.
¿Cómo reconocerlos en las etiquetas?
– PEG + un número
– Sufijo TH (como Steareth o Laureth)
Otros ingredientes tóxicos son: DEA, MEA, TEA, Nitrosaminas, Aluminio, Dioxano, Butil Hidroxitolueno (BHT) y Butil Hidroxy Anisol (BHA), Benceno, Tolueno, Bronopol, y un larguísimo etc.

Estos son los riesgos de la cosmética industrial, quizá sea el momento de prestar atención a las sustancias que te pones en la piel y en el cuerpo y que, luego, pasan al torrente sanguíneo provocando la aparición de enfermedades que no se te ocurriría relacionar con el champú (por ejemplo) que utilizas cada día.
Una lista de los ingredientes tóxicos más usados en la cosmética industrial:
Liberador de Formaldehido:
– Palabras que acompañen a UREA (no debe confundirse con la palabra urea sola). Por ejemplo: Diazolidinil urea.
– Las letras DM que acompañan a sustancias como, por ejemplo, DM hidantoina
– También son: Dimetil oxazolidino, Armilacetato, Alkifenol, Quaternium

Aceites Minerales: Aceite mineral, Paraffinum, Paraffinum liquidum, Petrolatum

Fragancias: Acetil hexametil, Bromocinnamal y, la más usada, Tonalide.

Colorantes:Incluyen las silabas –anilin- o –anilid- (Accetanilid), tienen fórmulas más sencillas como: HC (HC orange 3), Acid (Acid red 73), Pigment (Pigment green 7)ó C.I seguido de números (C.I 14720)

Aluminio: En forma de Clorhidrato de aluminio

Parabenos: con el sufijo –paraben como Metiloparaben, Propiloparaben, Butiloparaben, Etiloparaben

Fenol y Fenil:
– Nitropheno, Phenolphthalein, Chlorophenol, Phnylnediamine sulfate
– Nombres con terminaciones en fenil y fenol

Ftalatos: Dietilhexiloftalato (DEHP), Dibutilftalato (DBP), Butilbenzilftalato (BBP), Diisononilftalato (DINP), Diisodeciloftalato (DIDP) y Dinoctilftalato (DNOP).

Mercurio:Tiosalicilato de etilmercurio

Compuestos Polietileno glicol (PEG)
– Siglas PEG seguidas de un número (PEG 14)
– Letras –eth al final (steareth)
– Unos de los más conocidos es el Sodium laureth sulfate

Más Ingredientes Tóxicos:
o Isopropyl alcohol (SD-40)
o Bronopol
o Glicol propileno
o Butilhidroxitolueno (BHT)
o 1,4-dioxano
o DEA (dietanolamina)

Bibliografía:
Los peligros de la cosmética industrial. Cosmética natural y sus ventajas y beneficios, publicado en http:// www.vidanaturalia.com

1 comentario en “Riesgos de la cosmética industrial”

  1. My spouse and I stumbled over here different web address and thought I may as well check things out.
    I like what I see so now i’m following you. Look forward to looking into your web page repeatedly.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *