Sándalo, aromaterapia

Santalum album, el árbol del sándalo, es un árbol hemiparásito originario de la India y otras partes de Asia, aunque se planta en otros lugares del mundo, China, Sri Lanka, Indonesia, Malasia, Filipinas, el norte de Australia y en especial en América. Es un árbol de hoja perenne que alcanza una altura de 4 a 9 metros. Puede vivir hasta los cien años de edad, variable en su hábito de crecimiento, por lo general en vertical, pero puede entrelazarse con otras especies.

Este árbol parasita las raíces de otras especies de árboles, con un haustorio adaptado en sus propias raíces, sin gran perjuicio para sus anfitriones. Su madera es conocida por sus tallas y porque de ella se obtiene el aceite volátil que se usa en herbolario.
En la India el sándalo es un árbol sagrado, y el gobierno lo ha declarado propiedad nacional para preservarlo de la deforestación. Solo se permite su tala cuando tiene más de 30 años de vida, momento de su declive que anuncia su muerte. El tronco demora unos 25 años en llegar a unos 6 cm de espesor. Es utilizado en rituales como aromatizante para alcanzar la armonía espiritual. Sus virutas son destiladas para obtención de aceites que se utilizan fundamentalmente en perfumería. También puede obtenerse el aceite aromatizante del corazón del árbol y de sus raíces, de hecho se va liberando de los cortes con el hacha.
La madera, antiguamente muy utilizada para la fabricación de barcos, se emplea en ebanistería para la talla de cajas, marcos, peines y pequeños objetos. Sus delicadas semillas son utilizadas en la fabricación de los malas de 108 cuentas para la oración tanto hindú como budista y sije.

Propiedades del sándalo
Del sándalo se obtiene un aceite denso, de color oro, con aromas sutiles al principio, que se intensifican en una fragancia de maderas exóticas según se va evaporando. Se utiliza sobre todo en los perfumes cálidos y orientales. Este aroma tiene efectos relajantes. Asimismo, es excelente para las pieles secas y agrietadas, mejorando la textura de todo tipo de pieles.
El aroma de sándalo mejora la respiración y favorece la meditación y la creatividad.
Es cardiotónico, descongestionante linfático y venoso y calmante nervioso. Está indicado para varices, hemorroides, fatiga cardíaca, neuralgias, ciáticas y lumbago. En medicina china, se utiliza el aceite de sándalo para curar los dolores de estómago y los problemas dérmicos; acrecienta la longevidad y fortalece la resistencia a las enfermedades. Desde la teoría de los chakras, la fragancia cálida y picante del sándalo se correlaciona con la energía vibracional del sexto chakra, ajna o tercer ojo. En el cuerpo físico, el chakra ajna se halla íntimamente conectado con la glándula pineal y con el punto que se halla entre las cejas. Cuando está activado el tercer ojo, el practicante se pone en contacto con la conciencia más elevada, al liberarse del gran acúmulo de energía latente en la glándula pineal. El aceite de Sándalo nos pone en contacto con el “ser interior”, es decir, con la fuente innata de conocimiento profundo y de sabiduría que reside dentro del sexto chakra de cada individuo.

Efectos Secundarios del sándalo
Existen pocos casos documentados de reacciones alérgicas (dermatitis, fotoalergia).El sándalo es seguro cuando se realizan masajes en la piel con aceite de sándalo al 1% en un aceite portador de almendra dulce, en personas no alérgicas.
El sándalo también puede tener propiedades antifúngicas por lo cual se recomienda precaución en pacientes que toman agentes antifúngicos.
El uso combinado de ansiolíticos y sándalo puede causar efectos acumulativos.

Contraindicaciones del sándalo
No se recomienda utilizar sándalo en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible.

Fuentes:
Fotografía del árbol: www.taliaessenze.com
Aromaterapia, Enrique Sanz Bascuñana, Ediciones Obelisco,2010.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *