El principito

elprincipito_serespecial

Porque, día a día, me convierten en alguien especial aquellos que leen mi blog sin ni siquiera conocerme.
Le estoy tomando un cariño especial a los países latinoamericanos esos que antes solo me atraían porque compartíamos el idioma y podían proporcionarme una salida laboral en tiempos de crisis.

El Principito -Le Petit Prince- , vio la luz el 6 de abril de 1943, un año antes de que su autor, el aviador francés Antoine de Saint-Exupéry, despegara en un avión caza de una base aérea de Córcega para llevar a cabo un reconocimiento sobre los movimientos de las tropas alemanas en el valle del Ródano. Una misión de la que nunca regresaría. La obra del aviador francés desaparecido en la II Guerra Mundial habla sobre amor, pérdida, esperanza, compromiso y esfuerzo. Este libro traducido a más de 250 lenguas y dialectos –el más traducido después de la Biblia-, narra el encuentro de un piloto perdido en el desierto con un pequeño príncipe que asegura que procede de otro planeta y que le cuenta sus aventuras interplanetarias.
Esta historia consigue plasmar la gran separación entre el mundo infantil y el mundo adulto, “el primero, regido por la fantasía, y el segundo, basado en la lógica”, tal como destaca la psicóloga Amalia Gordóvil Merino. Con este relato sencillo, profundo y conmovedor, el autor habla de “la necesidad de entrar en el mundo de los más pequeños escuchándolos y disfrutando con ellos”.
Las frases célebres de ‘El Principito’:
“Todas las personas mayores fueron primero niños. (Pero pocas lo recuerdan)”
“Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas…”
“Si tú me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *