Las cinco invitaciones, Frank Ostaseski

Frank Ostaseski es un hombre alto, de rostro sereno y una mirada azul que se inunda de lágrimas cada vez que recuerda a los enfermos que ha acompañado hasta el final de sus vidas. Cofundó el Zen Hospice Project, el primer centro budista especializado en cuidados paliativos en Estados Unidos, y después el Metta Institute. Hoy forma a médicos y enfermeros en la Clínica Mayo, y también a familias en centros de espiritualidad budista. Por eso el Dalái Lama le honró en el año 2001.
Ostaseski propone transmutar el miedo a la muerte en pasión por la vida, enseñanza que expone en su libro Las cinco invitaciones (Océano), y también en su portal www.fiveinvitations.com.

La primera invitación: “No esperes”. ¡Preséntate ya en tu propia vida!
La segunda: “Acepta todo, no rechaces nada”. No significa que todo te guste, sólo que no rehúyas nada, míralo todo de frente, cara a cara, disponte a descubrir lo que llegue, sea lo que sea, a asombrarte.
Tercera: “Pon todo tu ser en la experiencia”.
Quedan dos invitaciones…
“Busca un lugar de reposo en medio de la agitación”. Le pedí que se fijase en ese momentito al final de cada exhalación de aire. Lo hizo. Se apaciguó. El miedo desapareció de su rostro. Había hallado un lugar de reposo.

¿Y la quinta? “Cultiva el no saber”. El no saber consiste en abrirte a explorar, en abrir tu mente al asombro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *