Aventurina o venturina

Una variedad de cuarzo, conocida como ágata de la india o  ágata chilena, se caracteriza por ciertas inclusiones, que le dan su color y que provocan unos reflejos brillantes especiales conocidos como efecto aventurinado.
La venturina natural es un cuarzo con pajitas de mica diseminadas amarillas con reflejos dorados. Como están dirigidos en todos los sentidos, los visos amarillos de oro repercuten de muchas maneras cuando la piedra está labrada.

La aventurina se forma cuando el cuarzo se disuelve y se vuelve a cristalizar con otros minerales.
El fondo de estas piedras es pardo claro o blanco rojizo pero se encuentran amarillentas, parduscas, blancas rojizas y verdosas.No todas las venturinas deben sus reflejos a partículas de mica. Las hay, y éstas son las más estimadas, cuyos reflejos se producen por la presencia de cristales de cuarzo diversamente situados en la masa. Esta última variedad es ordinariamente de tinta muy clara, de un color blanco verdoso y a veces de un pardo rojizo.
Las inclusiones más corrientes y el color que producen son:

  • Inclusiones de mica fuschita: le dan a la aventurina su típico color verde esmeralda y, en ocasiones, color azul. Presenta destellos plateados y dorados si contiene también mica moscovita.
  • Inclusiones de hematites o de goethita: le dan a la aventurina un color pardo rojizo.

El color verde también puede estar provocado por inclusiones de actinolita, y la hematites puede darle, un color naranja albaricoque (entonces la piedra se conoce como eosita).

La aventurina no se presenta como cristal aislado; de hecho, su  hábito más común es el masivo. Habitualmente es translúcida, pero un exceso de  fuchsita puede convertirla en opaca. El resto de sus propiedades físicas y químicas como las del cuarzo, exceptuando la dureza y el peso específico, que varían debido a las inclusiones.
En cuanto a sus aplicaciones, se emplea principalmente en joyería o como piedra ornamental.
El nombre aventurina procede del italiano ventura, que quiere decir azar, suerte. Es una alusión al descubrimiento por casualidad de la síntesis del cristal de aventurina o goldstone, una piedra artificial muy similar a la aventurina, en el siglo XVIII. Otros nombres que recibe la aventurina son prasio, que viene del griego prasos (puerro), en alusión a su color verde, o simplemente, cuarzo verde.

Ha sido llamada “piedra de la eternidad” por la antigua tradición de los cristales; “guardián de los secretos del tiempo”, “gran purificadora”.  Muy poderosa, debido a su tono verdoso, con matices como los de la vegetación; los indígenas suramericanos y los antiguos decían que en ella estaban contenidos los dioses y las entidades del bosque.
El cristal verde representa el propio movimiento del universo, con su eterna respiración de expansión y contracción, al igual que los latidos del corazón, y por ello, fue llamada piedra de la eternidad. Como piedra de la eternidad este cristal nos ayuda a no tener miedo del tiempo ni de la vejez.  Nos transmite serenidad y paciencia, pues sabe que el tiempo es una ilusión, y nos hace sentir sabiduría y paz.

La energía de esta piedra se despliega y revitaliza durante el día cuando capta la energía del bosque, igual que las plantas; y se retrae durante la noche llevando dentro de ella las impurezas que captó en su campo magnético para reciclarlas al interior de la Tierra.

Está llena de energías telúricas y te va a transmitir toda la vibración del reino vegetal, va a oxigenar los cuerpos sutiles y va a retirar las impurezas del aura.
Es una piedra solar y lunar; durante el día actúa con el sol llenándonos de vitalidad y durante la noche actúa con la luna expulsando de nosotros las impurezas y transmitiéndonos intuición y sensibilidad.

Es una piedra con propiedades positivas y de prosperidad, atribuyéndole poderes para absorber las energías negativas, y  proporcionar equilibrio entre la mente y el cuerpo, siendo indicada para personas con estrés, nervios y decaimiento por exceso de trabajo o enfermedad. Es muy recomendable usarla en momentos de estados alterados emocionales o de situaciones de irregularidad o desequilibrio.
Para los que viven en ciudades la aventurina será de gran ayuda, pues con sus vibraciones del bosque es capaz de neutralizar el nerviosismo de las ciudades. La aventurina donde quiera que este, limpiará los ambientes donde la pongas, liberándolos de toxinas mentales, emocionales y energéticas y reciclándolos en lo más profundo del corazón de la Tierra.
La aventurina es el mejor médico de la gemoterapia, estará siempre dispuesta a sanar, diagnosticar, limpiar, depurar, llevarse las impurezas, hablar sobre las causas que crearon la enfermedad y sugerir el remedio adecuado.

La aventurina es una piedra clave para el chakra corazón. Como el cuarzo verde actúa sobre el chakra del corazón (4º chakra), al aportar tranquilidad se puede utilizar en todos los chakras del cuerpo. Puede limpiarlo y activarlo; es además una gran protectora de este chakra, protegiéndolo. Es quizás la mejor piedra para el equilibrio del chakra corazón, ya que acentúa la calma y lo positivo y de una forma suave el dolor psicológico desaparece. Te llevará a lo profundo de tu corazón, como el cuarzo rosa, pero trabajará purificando lo que aun quedé en el corazón guardado, liberará toda la tensión emocional; te permitirá limpiar tu corazón de residuos energéticos creados por la división, la ignorancia, el desamor o la desconexión.  Se recomienda usar como joya al menos una vez a la semana para que haga este efecto.

La aventurina nos ayuda a equilibrar las energías masculina y femenina dentro del individuo, dándole motivación y fomentando el espíritu pionero, ayuda a ser decidido, a liderar tus ideas y proyectos y te conecta también con tu instinto de supervivencia. Psicológicamente, ayuda a reforzar las cualidades de liderazgo y decisión, promueve la compasión y la empatía, favoreciendo la perseverancia.

Se usó siempre para limpiar el aura antes de los trabajos energéticos o de rituales.

A nivel físico puede regular el crecimiento de los niños de 0 a 7 años de edad. Favorece la regeneración del corazón. Limpia todo el organismo. Se usa para mejorar la visión. Trata la glándula del timo y equilibra la presión sanguínea.  Estimula el metabolismo.  Tiene efectos desinflamatorios, trata los problemas de piel.  Sirve para las migrañas.  Trata también los pulmones y el sistema urogenital, también lo puedes usar para tratar los músculos.

Meditar con aventurina te llevará a lo profundo de la Tierra y te permitirá conectarte con ella.  Te permitirá hacer un autoexamen físico, emocional y mental; purificando todo lo que esté en desequilibrio.  Te permitirá viajar al interior de tu cuerpo físico para sanarlo y de tu corazón para aliviarlo. Puede llevarte a una gran transformación y al bosque cada vez que cierres los ojos y entres en ella. Es muy buena para personas que trabajan en terapias con esencias florales o plantas pues te conectará con estos reinos. Es útil en rituales relacionados con la prosperidad, el crecimiento personal y la búsqueda de objetivos y trabajo. La aventurina puede sanar las plantas y estimular su crecimiento.

En terapia de cristales se usa mucho sobre el corazón para aliviar estados de gran tensión o rabia y  liberar de sentimientos reprimidos o inihibiciones.  También se usa con éxito en el tratamiento de alergias y problemas de la piel, que generalmente tienen su causa en dolores o bloqueos del corazón. La aventurina os limpiará si teneis negatividad acumulada y sólo os ayudará a ver los aspectos positivos de la vida.

Se dice que si pierdes algo, puedes sostener la piedra en la mano, cerrar los ojos y dejar la mente en blanco para que ésta te haga volver sobre tus pasos y recuerdes dónde lo has dejado.

Para limpiarla, dejarla en jardines y lugares abiertos y frescos, o cerca de la naturaleza. Las limpiezas con agua y luz solar son bastante efectivas. Otra manera de energetizarlo es ponerlo sobre cuarzos transparentes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *